Gatos: ¿Sabes todo sobre estos fascinantes animales?

Gatos

Que es un gato

El gato, minino, missu, micho, miz o mizo como también se les suele llamar o conocer es uno de los principales animales domésticos en la actualidad, aunque no solo existe el gato doméstico, también hay gatos salvajes. Junto al perro, son los dos animales preferidos en los hogares actualmente.

La descripción científica de un gato serìa que es un felino mamífero carnívoro perteneciente a los felidae, suelen ser de pequeño tamaño con cuerpos muy flexibles, cabeza redondeada, sus colas no suelen ser pequeñas, tienen un pelaje por lo general suave y espeso, patas normalmente cortas, en su rostro tienen bigotes muy largos, lenguas ásperas y también poseen uñas retráctiles; son de gran agilidad, cuentan con buen oído, olfato y muy buena visión en especial de noche.

Son animales domésticos los cuales viven junto a nosotros desde hace mucho tiempo, se estima que desde hace mas de 9.000 años.

A pesar de que los tenemos en casa como mascotas son formidables depredadores con grandes habilidades para cazar, entre sus presas predilectas se encuentran los roedores y las aves.

 

Nomenclatura y etimología

En el antiguo Egipto era llamado myeou por la referencia a su maullido, para las gatas utilizaban techau, esto lo deducen ya que en muchas tumbas de gatas la tenían escrita. Cabe destacar que de allí proviene el nombre «chaus» el cual ahora determina a los gatos salvajes egipcios y asiáticos, «Felis Chaus«.

El gato doméstico fue nombrado «Felis catus» por Carolus Linnaeus en 1758, Johann Christian Daniel von Schreber denominó al gato salvaje como «Felis silvestris» en el año 1775, sin embargo se conoce que es una subespecie del gato salvaje.

La Comisión Internacional de Nomenclatura Zoológica ha confirmado el uso de «Felis silvestris» para nombrar al gato salvaje y a «Felis silvestris catus» para los gatos domésticos.

En algunos artículos quizás se hayan topado con que al gato doméstico lo mencionen como «Felis domesticus», «Felis catus domesticus» o «Felis silvestris domesticus», pero estos no son términos válidos según el Código Internacional de Nomenclatura Zoológica.

Para referirnos a un grupo de gatos por lo general utilizamos el término manada o colonias pero cabe destacar que no hay una manera concreta válida por parte de la nomenclatura zoológica para ello, para los gatos pequeños que aún no alcanzan su estado de madurez se les llama cachorros o gatitos.

En eventos de exposiciones de gatos se les llega a nombrar como gatos neutros y gatos enteros, esto según su capacidad de reproducción donde los neutros son aquellos gatos estériles sin capacidad de procrear y los enteros por su parte si se pueden reproducir.

Un gato con pedigrí es aquel cuyos ancestros son registrados por una organización de manera formal. Estrictamente un gato de raza pura o pura raza es aquel cuya ascendencia contiene sólo individuos de la misma raza. Los gatos de ascendencia mixta no registrada se conocen como gatos domésticos que generalmente son de pelo corto o de pelo largo, o comúnmente como gatos de raza aleatoria, mestizos o gatos callejeros.

Los gatos salvajes y los gatos domésticos pueden cruzarse sin problemas (siendo subespecies de la misma especie).

El gato semiferal, es un gato por lo general de exterior,el cual no es propiedad de ningún individuo, pero que generalmente es amigable con la gente y puede ser alimentado por varios hogares.

Los gatos verdaderamente salvajes están asociados con las áreas habitadas por los humanos, buscando comida y a veces alimentados intermitentemente por la gente, pero por lo general desconfían de la interacción humana.

Taxonomía

Esta clasificación es la que se encarga de ordenar y dar nombre a todo ser viviente. Forma parte de la biología la cual se sigue utilizando de acuerdo a la nomenclatura designada por Linneo por el siglo XVIII. La taxonomía utiliza categorías nombradas taxones para ordenarlos según las similitudes que puedan tener cada uno. La categoría de especies es la que asigna de forma exclusiva a todo ser vivo.

Estas tienen un orden jerárquico, esto quiere decir que toda categoría se engloba dentro de las categorías precedentes. Sin mas te mostramos la taxonomía del gato:

Reino Animalia
Subreino Eumetazoa
Filo Chordata
Subfilo Vertebrata
Infrafilo Gnathostomata
Clase Mammalia
Subclase Theria
Infraclase Placentalia
Orden Carnivora
Suborden Feliformia
Familia Felidae
Subfamilia Felinae
Género Felis
Especie Felis Silvestris
Subespecie Felis Silvestris Catus

 

 

Clasificación taxonómica según el reino

El reino está en la cima de las categorías por jerarquía; esta se encarga de dividir a todo ser vivo según el grupo al que estos pertenezcan, hay 5 grupos los cuales son: animal, bacterias, protistas, vegetal y hongos.

El gato forma parte del reino animalia por sus características, las cuales son reproducción sexual por gestación embrionario, requieren de oxígeno y el uso de aparato locomotor para movilizarse.

Categoría del filo

Es la categoría que prosigue del reino, esta se suele dividir en superfilo y subfilo para facilitar la clasificación, si estas cuentan con similitudes entre si, pero que a su vez posean algunas diferencias con respecto a otros seres dentro del filo.

Los gatos se encuentran dentro del Filo Chordata, ya que poseen cordón dorsal durante su gestación, el cual les proporciona rigidez y da paso a la columna vertebral.

Clase asignada al gato

Están dentro de la Clase Mammalia, poseen glándulas mamarias para poder dar de comer a sus crías, tienen mandíbula, sangre caliente y suelen tener pelos en todo el cuerpo.

Orden taxonómico de los gatos

El orden es una categoría que puede incluir una o diversas familias, esta procede del taxon clase. Para los animales es una categoría muy importante la cual no debe ser omitida.

El gato esta en el Orden Carnívora. Adaptan sus molares, premolares y caninos para el consumo de carne. Los gatos requieren del consumo de carne para su sobrevivencia ya que no pueden digerir algunos aminoácidos.

Género para los gatos

Una de las Últimas categorías en la taxonomía. Pueden incluir una o varias especies.

Los gatos forman parte del Género Felis en la familia Felidae, esto porque poseen garras retráctiles y son de formas curvas.

Taxonomía del gato según la especie

Esta es una categoría la cual se asigna única y exclusivamente a cada individuo, se puede dividir por subespecies.

El gato forma parte de la Especie Felis Silvestris, aquí se aglomeran algunas subespecies como el salvaje africano, el salvaje europeo y el salvaje asiático. El gato domesticado forma parte de una subespecie la cual ya hemos visto antes, La Felis silvestris catus.

Anatomía del gato

Anatomía del gato

Conocer la anatomía de tu gato puede ayudarte al momento de tratar con ellos y así poder darle una atención óptima en muchas facetas. Su anatomía incluso tiene algunas similitudes con la nuestra en ciertos aspectos, si puedes dedícale un poco de tu tiempo y obsérvalo de pies a cabeza y veras como se compone su anatomía.

No te preocupes, yo te ayudaré comentándote sobre las partes de su cuerpo y te haré un breve resumen sobre ellas para facilitarte las cosas, así que comencemos.

El esqueleto

Los gatos tienen siete vértebras cervicales como casi todos los mamíferos, trece vértebras torácicas, siete vértebras lumbares, tres vértebras sacras, y, a excepción de los gatos manx y otros gatos de cola más corta, veintidós o veintitrés vértebras caudales. Las vértebras lumbares y torácicas adicionales explican la mayor movilidad y flexibilidad de la columna vertebral del gato, en comparación con los humanos. Entre sus vértebras, tienen discos elásticos, útiles para amortiguar los saltos.

A diferencia de los brazos humanos, las patas delanteras de los gatos están unidas al hombro por huesos de clavícula que flotan libremente, lo que les permite pasar su cuerpo a través de cualquier espacio en el que puedan encajar sus cabezas.

Las extremidades traseras del gato son mucho más largas que las delanteras; esto permite que el animal salte alto y corra muy rápido. La columna vertebral es continuada en la cola, siendo los huesos de la cola conocidos como vértebras caudales, utilizada por el gato como contrapeso al cuerpo durante los movimientos rápidos.

El esqueleto le proporciona protección para los órganos interiores que suelen ser sensibles.

El cráneo del gato es inusual entre los mamíferos por tener cuencas oculares muy grandes y una mandíbula poderosa y especializada. En comparación con otros felinos, los gatos domésticos tienen dientes caninos estrechamente espaciados, adaptados a su presa preferida de pequeños roedores.

Las órbitas o enchufes para los ojos son muy grandes para acomodar los grandes ojos del gato. Los dientes de un mamífero carnívoro están adaptados para agarrar presas y morder o desgarrar carne. Los dientes caninos son largos y afilados para servir como armas. El último premolar superior y el primer molar inferior tienen bordes afilados y trabajan uno contra el otro como un par de tijeras para cortar o cizallar la carne; se llaman los dientes carnassiales.

El gato tiene 30 dientes en total, que comprenden 12 incisivos (6 superiores y 6 inferiores), 4 caninos, 10 premolares (6 superiores y 4 inferiores) y 4 molares.

Sus costillas le dan protección sobre los órganos que están en su tórax.

Los gatos poseen una cantidad de huesos muy similar a la de nosotros pero con diferentes formas, ya que se adaptaron para satisfacer sus necesidades cazadoras, sus huesos son fuertes mas no son pesados. Poseen una columna extremadamente flexible que les proporciona muy buena agilidad, muy útil sobre todo a la hora de saltar y cuando necesitan moverse rápidamente.

Piel

Los gatos tienen la piel cubierta de pelo y es bastante suelta, lo que les permite girarse y enfrentarse a un depredador o a otro gato en una pelea, incluso cuando tiene un agarre sobre ellos. Esto también es una ventaja para fines veterinarios, ya que simplifica las inyecciones. De hecho, la vida de los gatos con insuficiencia renal a veces puede prolongarse durante años mediante la inyección regular de grandes volúmenes de líquido por vía subcutánea, que sirve como una alternativa a la diálisis.

La piel particularmente suelta en la parte posterior del cuello se conoce como el scruff, y es el área por la que una gata agarra a sus gatitos para llevarlos. Como resultado, los gatos tienden a ser silenciosos y pasivos cuando se los agarra allí. Este comportamiento también se extiende a la edad adulta, cuando un macho agarra a la hembra por el pescuezo para inmovilizarla mientras monta, y para evitar que huya mientras se produce el proceso de apareamiento.

Esta técnica puede ser útil cuando se trata de mover a un gato que no coopera. Sin embargo, dado que un gato adulto es más pesado que un gatito, un gato mascota nunca debe ser llevado por el pescuezo, sino que debe tener su peso soportado en la grupa y las patas traseras, y en el pecho y las patas delanteras.

Algunos gatos comparten rasgos comunes debido a su herencia. Una de ellas es la bolsa primordial, Se encuentra en el vientre de un gato. Su apariencia es similar a la de un colgajo de piel suelto que podría ocurrir si el gato hubiera tenido sobrepeso y luego hubiera perdido peso. Proporciona un poco más de protección contra las patadas, que son comunes durante las peleas de gatos, ya que los gatos tratan de rastrillar con sus garras traseras.

En los gatos salvajes, los antepasados de los felinos domésticos, esta bolsa parece estar presente para proporcionar espacio adicional en caso de que el animal tenga la oportunidad de comer una comida grande y el estómago necesite expandirse. Esta bolsa estomacal también permite que el gato se doble y se expanda, lo que permite correr más rápido y saltar más alto.

Orejas

Treinta y dos músculos individuales en cada oído permiten un tipo de audición direccional; un gato puede mover cada oído independientemente del otro. Debido a esta movilidad, un gato puede mover su cuerpo en una dirección y apuntar sus orejas en otra dirección.

La mayoría de los gatos tienen orejas rectas hacia arriba. A diferencia de los perros, las razas de orejas de colgajo son extremadamente raras (los pliegues escoceses tienen una mutación excepcional).

Cuando está enfadado o asustado, el gato se acuesta de espaldas para acompañar los gruñidos o silbidos que hace. Los gatos también giran sus orejas hacia atrás cuando tocan o cuando escuchan un sonido que viene de detrás de ellos. El pliegue de piel que forma una bolsa en la parte posterior inferior de la oreja, conocido como bolsillo de Henry, suele ser prominente en la oreja de un gato. Su función es desconocida, aunque puede ayudar a filtrar los sonidos.

Ojos

Estos felinos poseen una grandiosa vista lo que los hace unos cazadores formidables. sus ojos se sitúan al frente del cráneo los que les ayuda a obtener muy buen rango de visión, sus ojos son de gran tamaño, poseen pupilas elípticas que los ayudan cuando hay mucha luz.

El ojo tiene una pupila en forma de óvalo vertical que puede ser muy dilatada o contraída. En la retina del gato, que es un animal nocturno, las varillas son más numerosas que los conos. Dado que las varillas son sensibles a la intensidad de la luz, mientras que la función de los conos es distinguir los colores, podemos suponer que el gato ve bien en la oscuridad pero tiene poco en el camino de la percepción del color.

Detrás de la retina hay una capa llamada el «tapetum luminoso» que refleja la luz. Esta es otra característica que permite al gato ver bien con una luz muy tenue, y es lo que hace que los ojos del animal brillen en la oscuridad cuando se dirige una luz hacia ellos. En la antigüedad, el brillo de los ojos de los gatos se atribuía a la magia.

Boca

Los gatos tienen dientes altamente especializados para matar a las presas y desgarrar la carne. El premolar y el primer molar, juntos llamados el par carnassiano, están localizados a cada lado de la boca. Estos dientes funcionan eficientemente para cortar la carne como un par de tijeras. Si bien esta característica está presente en los cánidos, está muy desarrollada en los felinos.

La lengua del gato tiene espinas afiladas, o papilas, útiles para retener y arrancar la carne de un cadáver. Estas papilas son pequeños ganchos orientados hacia atrás que contienen queratina, y también ayudan en su aseo.

Las estructuras orales del gato proporcionan una variedad de vocalizacíones usadas para la comunicación, incluyendo maullidos, ronroneo, siseos, gruñidos, chirridos, chasquidos y gruñidos.

Nariz

Los gatos son muy territoriales, y la secreción de olores juega un papel importante en la comunicación con los gatos. La nariz ayuda a los gatos a identificar territorios, otros gatos y compañeros, a localizar comida, y tiene varios otros usos. Se cree que el sentido del olfato de un gato es unas catorce veces más fuerte que el de los humanos.

El rinarium (la parte coriácea de la nariz que vemos) es bastante duro, para permitirle absorber un tratamiento bastante duro a veces. El color varía según el genotipo (composición genética) del gato. La piel de un gato tiene el mismo color que la piel, pero el color de la piel de la nariz es probablemente dictado por un gen dedicado. Los gatos de pelo blanco tienen la piel sensible al daño causado por la luz ultravioleta, que puede causar cáncer. Se requiere un cuidado extra cuando se está al aire libre bajo el sol.

Los bigotes son órganos de tacto. En la base de cada uno de ellos hay terminaciones nerviosas, y cuando está demasiado oscuro para que lo vea un gato, avisan de un obstáculo en cuanto lo tocan.

La pierna

El gato es un animal digitalizado, lo que significa que sus talones no tocan el suelo, sino que corre sobre las puntas de los pies. Lo que parece ser el último segmento de la pierna es realmente el pie; la rodilla está alta, a la altura del estómago.

Las garras

El gato generalmente tiene cinco dedos en las patas delanteras y cuatro en las traseras. En todos ellos la última articulación del dedo no toca el suelo y cada uno tiene una garra larga y curvada que es completamente retráctil: cada garra es movida dentro y fuera de una vaina por un músculo especial.

Como casi todos los miembros de la familia Felidae, los gatos tienen garras retráctiles. En su posición normal y relajada, las garras son envainadas con la piel y el pelo alrededor de las almohadillas de los dedos. Esto mantiene las garras afiladas al evitar que el desgaste entre en contacto con el suelo y permite el acecho silencioso de las presas. Las garras de las patas delanteras suelen ser más afiladas que las de las patas traseras.

Los gatos pueden extender voluntariamente sus garras sobre una o más patas. Pueden extender sus garras en la caza o en defensa propia, trepando, «amasando», o para tracción extra en superficies blandas (colchas, alfombras gruesas, piel, etc.). También es posible hacer que un gato cooperativo extienda sus garras presionando cuidadosamente tanto la parte superior como la inferior de la pata. Las garras curvas pueden enredarse en alfombras o tejidos gruesos, lo que puede causar lesiones si el gato es incapaz de liberarse.

La mayoría de los gatos tienen un total de 18 dígitos y garras. 5 en cada antepié, siendo el quinto dígito el espolón; y 4 en cada pie trasero.

El espolón está situado en la parte superior de la pata delantera, no está en contacto con el suelo y no soporta el peso.

Algunos gatos pueden tener más de 18 dígitos, debido a una mutación común llamada polidactilia o polidactilismo, que puede resultar en cinco a siete dedos por pata.

Temperatura y frecuencia cardíaca

Anatomia interna de los gatos

Su sistema cardiovascular consta de corazón, venas, arterias y también de unos diminutos vasos sanguíneos, todo esto tiene como función llevar sangre a todo el cuerpo, suministra oxígeno, aporta nutrientes y residuos a donde sea necesario. Este sistema es de suma importancia ya que mantiene estable el calor corporal.

La temperatura corporal normal de un gato por lo general está entre 38,3 y 39,0 °C. Un gato se considera febril si tiene una temperatura de 39,5 °C o superior, o hipotérmico si tiene menos de 37,5 °C. A modo de comparación, los seres humanos tienen una temperatura corporal promedio de aproximadamente 37,0 °C.

La frecuencia cardíaca normal de un gato doméstico oscila entre 140 y 220 latidos por minuto, y depende en gran medida de lo excitado que esté el gato. Para un gato en reposo, la frecuencia cardíaca media suele estar entre 150 y 180 latidos por minuto, más del doble de la de un humano, que es de 70.

Sistema respiratorio

Es el encargado de movilizar aire de su boca hasta los pulmones. este sistema es el responsable de hacer un filtro sobre el aire que llega al pulmón, es aquí donde ellos toman el oxigeno y luego desechan dióxido de carbono en el proceso de respirar.

Aparato digestivo

El sistema digestivo de los gatos comienza con sus dientes afilados y sus abrasivas papilas lingueras, que les ayudan a desgarrar la carne, que es la mayor parte, si no la totalidad, de su dieta. Naturalmente, los gatos no tienen una dieta alta en carbohidratos y, por lo tanto, su saliva no contiene la enzima amilasa.

El alimento se mueve desde la boca a través del esófago hasta el estómago. El tracto gastrointestinal de los gatos domésticos contiene un pequeño ciego y colon no sacado. El ciego, aunque es similar a los perros, no tiene un ciego en espiral.

El estómago del gato puede dividirse en distintas regiones de actividad motora. El extremo proximal del estómago se relaja cuando se digiere el alimento. Mientras se digiere la comida, esta porción del estómago tiene contracciones estacionarias rápidas o una contracción tónica sostenida del músculo. Estas diferentes acciones tienen como resultado que el alimento se mueva o que el alimento se mueva hacia la porción distal del estómago. La porción distal del estómago sufre ciclos rítmicos de despolarización parcial.

Esta despolarización sensibiliza las células musculares, por lo que es más probable que se contraigan. El estómago no es sólo una estructura muscular, sino que también cumple una función química al liberar ácido clorhídrico y otras enzimas digestivas para descomponer los alimentos.

Los alimentos pasan del estómago al intestino delgado. La primera parte del intestino delgado es el duodeno. A medida que el alimento se mueve a través del duodeno, se mezcla con la bilis, un líquido que neutraliza el ácido estomacal y emulsiona la grasa. El páncreas libera enzimas que ayudan en la digestión para que los nutrientes puedan ser descompuestos y pasar a través de la mucosa intestinal hacia la sangre y viajar al resto del cuerpo.

El páncreas no produce enzimas que procesan el almidón porque los gatos no comen una dieta alta en carbohidratos. Dado que el gato digiere cantidades bajas de glucosa, el páncreas utiliza aminoácidos para desencadenar la liberación de insulina en su lugar.

La comida luego pasa al yeyuno. Esta es la sección del intestino delgado que absorbe más nutrientes. El hígado regula el nivel de nutrientes absorbidos por el sistema sanguíneo desde el intestino delgado. Desde el yeyuno, cualquier alimento que no haya sido absorbido es enviado al íleon que se conecta con el intestino grueso. La primera parte del intestino grueso es el ciego y la segunda parte es el colon. El intestino grueso reabsorbe el agua y forma materia fecal.

Hay algunas cosas que los gatos no son capaces de digerir. Por ejemplo, los gatos se limpian lamiendo su pelaje con la lengua, lo que les hace tragar mucho pelaje. Esto causa una acumulación de piel en el estómago de un gato y crea una masa de piel. Esto a menudo se vomita y se conoce mejor como una bola de pelo.

La corta longitud del tracto digestivo del gato hace que su sistema digestivo pese menos que otras especies de animales, lo que permite que los gatos sean depredadores activos. Aunque los gatos están bien adaptados para ser depredadores, tienen una capacidad limitada para regular las enzimas catabólicas de los aminoácidos, lo que significa que los aminoácidos se destruyen constantemente y no se absorben. Por lo tanto, los gatos requieren una mayor proporción de proteínas en su dieta que muchas otras especies.

Los gatos no están adaptados para sintetizar la niacina del triptófano y, como son carnívoros, no pueden convertir el caroteno en vitamina A, por lo que comer plantas sin ser nocivos no les proporciona nutrientes.

Sistema urinario

Su principal función es mantener bajo control y equilibrado el nivel hídrico en el cuerpo para mantenerlo limpio de toxinas. Sus riñones pueden filtrar sangre y de esta manera eliminar el excedente de agua y las toxinas que terminan en la vejiga donde se mantienen hasta que son expulsadas por la orina. Suelen utilizar la orina como un medio comunicativo olfativo entre ellos.

Genitales

Genitales femeninos

En la gata, los genitales incluyen dos gónadas, el útero, la vagina, los conductos genitales y las tetas. Junto con la vulva, la vagina de la gata está involucrada en el apareamiento y proporciona un canal para los recién nacidos durante el parto. La vagina es larga y ancha. Los conductos genitales son los oviductos del gato. Son cortas, estrechas y poco sinuosas.

Genitales masculinos

En el gato macho, los genitales incluyen el pene, que está cubierto de pequeñas espinas.

Características del gato

En puntos anteriores ya hemos mencionado algunas características que distinguen a los gatos, como fueron la clasificación y anatomía, pero aún quedan puntos relevantes que me parece importante compartirlos contigo para que sepas todo lo necesario sobre el gato, esas características son las siguientes:

                      ● Tamaño:                                            45 cm promedio
                      ● Peso:                                                3,5- 4,6 kg
                      ● Nombre científico:                            Felis catus
                      ● Cantidad de especies:                   100 reconocidas
                      ● Alimentación:                                    Omnivora
                      ● Reproducción:                                  Vivípara
                      ● Distribución:                                      Por todo el mundo menos en la Antártida
                      ● Longevidad:                                      15 años promedio
                      ● Ciclo de sueño diario:                      12 a 16 horas en promedio

 

Historia del gato

El gato

¿Sabías que hace tan sólo 70 años, eran pocos los gatos que vivían enteramente bajo techo? De hecho, durante más de 10.000 años han vivido al aire libre, compartiendo el medio ambiente con las aves y la vida silvestre.

La historia del gato esta basada en la percepción que los humanos puedan tener sobre él. Pueden ser muy diferentes entre una época y otra, el ejemplo mas claro está en como eran venerados por los egipcios en la antigüedad y totalmente diferente en la edad media donde estos eran quemados ya que los vinculaban con el demonio y la brujería.

A partir del 2007, los gatos pasaron a ser la segunda mascota más popular dentro de los EE.UU, después de los peces de agua dulce. A partir del 2010, fueron clasificados como la tercera mascota más popular en el Reino Unido, después de los peces y los perros, alrededor de 8 millones de personas tienen en posecion a estos felinos en sus hogares.

Origen del gato

Los gatos comenzaron su relación con los humanos hace mucho tiempo, A medida que la gente abandonaba su estilo de vida nómada y se establecía permanentemente para cultivar la tierra, el grano almacenado atraía a los roedores. Aprovechando esta nueva y abundante fuente de alimento, los gatos salvajes de Oriente Medio, o felix silvestris lybica, se aprovecharon de los roedores y decidieron quedarse en estos pueblos primitivos, recogiendo la basura que todas las sociedades humanas producen inevitablemente, tal como lo hacen los gatos salvajes hoy en día.

A lo largo de miles de años, una nueva especie de gato evolucionó, naturalmente hizo su hogar alrededor de las personas: felis catus. Hoy en día, los gatos domésticos, callejeros y salvajes pertenecen a esta especie que llamamos gato doméstico.

Los paleontólogos y arqueólogos han determinado que Miacis, un animal parecido a una comadreja, es el antepasado de los gatos así como de otras familias como perros, osos, mapaches, hienas y civetas. A partir de Miacis el gato salvaje africano evolucionó y se cree que éste es el antepasado del gato doméstico.

Domesticación del gato

Las primeras investigaciones paleontologícas nos indican que los primeros rastros de domesticación pudiesen ser en el antiguo Egipto, algo no tan descabellado debido a que los gatos eran venerados por los egipcios, aunque es probable que existan casos de domesticación en el Neolítico mucho antes de que lo hicieran en el Egipto antiguo, ya que en el 2004 se excavó una tumba en Chipre y en esta se descubrió los restos de un gato enterrado junto con un humano, lo que abre la posibilidad de que los humanos mantenían gatos mucho antes de que lo hicieran los egipcios.

Otras investigaciones han sugerido que la domesticación del gato pudo haber iniciado hace mas de 10.000 años, cuando la agricultura se disparó en la Media Luna Fértil de Oriente Medio (un área de tierra fértil en forma de media luna alrededor de Egipto y Siria).

El gato leopardo fue domesticado independientemente en China alrededor del año 5500 a.C., aunque esta línea de gatos parcialmente domesticados no dejó rastro en las poblaciones domesticadas de la actualidad.

Antiguo Egipto

gatos en el antiguo egipto

La historia de los gatos en el antiguo Egipto se remonta a Bastet, una diosa guerrera felina que fue representada como mitad gato y mitad mujer. Esta idea de los gatos como protectores se basa en la leyenda de Mafdet, que protegía del peligro sacando una serpiente taimada con el uso de sus garras, mientras que Sekhmet era una temible diosa cabeza de león a la que los antiguos egipcios tenían que apaciguar antes de que causara estragos y destruyera a toda la humanidad. Hasta el día de hoy, la Esfinge de Giza fusiona una cabeza humana con un gran cuerpo de gato y abraza la idea de la tutela al decidir quién puede entrar en los templos sagrados.

Los egipcios observaban la forma en que los gatos cuidaban a sus crías al mismo tiempo que mantenían los instintos de los cazadores. «Los gatos domésticos no sólo eran lindos y cariñosos, sino que también protegían el hogar matando ratones y cazando serpientes». Ellos decían que «Estaban protegiendo a las familias. Estas eran las cualidades básicas que los egipcios querían asociar con las divinidades».

Ya en el año 3.500 a.C., los antiguos egipcios domesticaron gatos salvajes de África y se convirtieron en mascotas valiosas. Los instintos naturales de caza del gato se utilizaron para proteger los almacenes de alimentos de las alimañas y otras plagas. Alrededor del año 1500 a.C., los egipcios adoraban a los gatos e impusieron la pena de muerte por matar a un gato.

Cuando un gato moría Todos los habitantes de una casa se afeitaban las cejas como signo de profundo luto. Los gatos muertos eran enviados a Bubastis donde eran embalsamados y sepultados en sus urnas sagradas. El luto se consideraba finalizado cuando las cejas crecían nuevamente. Se han encontrado gatos momificados en Bubastis y en otras partes de Egipto, a veces enterrados con sus dueños o cerca de ellos, como lo demuestra la identificación de las focas en las momias.

Aparición de las razas

El inventario de razas inicial fue realizado por el sueco Linneo, donde enumera 4 razas las cuales fueron: Catus coeruleus, Catus Hispanicus, Catus domesticus y Catus angorensis. Esta asignación duro hasta mediados del siglo XIX cuando fue modificada por la felinotecnia moderna.

En el año 1897 se añaden a la lista 3 razas mas en zootecnia, el tratado de covernin. Las razas fueron una de gato chino el cual poseía caídas las orejas, muy parecido a al scottish fold pero que a día de hoy ya no existe, una raza japonesa y una sin cola que se conoce hoy como gato manx.

A inicios del siglo XX se extingue la raza española y es aquí donde se introduce al gato doméstico. En este momento también se incorporan el abisinio y el persa. A partir de allí el número de razas no ha hecho mas que crecer hasta la actualidad donde ya contamos con 100 razas hasta el momento y que seguramente seguirán anexándose nuevas en los próximos tiempos.

Gatos: ¿Sabes todo sobre estos fascinantes animales?
5 (100%) 4 votes

Deja un comentario

error: Content is protected !!